Category Archives: Negocios

Previsiones de la economía argentina 2017

Para planificar lo mejor posible cada actividad económica, sea un emprendimiento o un gran negocio, los datos de la macro economía son fundamentales. Por eso se me ocurrió crear y compartir esta infografía con datos de la economía argentina 2017, en base a proyección, con la particularidad que tenemos en nuestro querido país, que es la diversidad de enfoques. Están los más entusiastas y los apocalípticos. Entonces intenté ver todas las “apuestas”, y luego sacar un promedio (en la infografía en color violeta) para ver cuál es la media entre los más optimistas y los pesimistas.

Empecé por evaluar la variable de la inflación, que es la que más condiciona nuestras planificaciones presupuestarias, pero en el entusiasmo de recolectar opiniones diversas, sumé también datos sobre el valor del dólar y el crecimiento esperado del PBI.

Las cuatro visiones que contemplé son la oficial del gobierno nacional, una mirada optimista -que a veces supera las previsiones oficiales, como pasa con el crecimiento del PBI-, luego una pesimista, y encontré que -tal vez en afán electoralista, porque en 2017 hay elecciones legislativas- los opositores liderados por quienes gobernaron hasta 2015 eran los más negativos, entonces sumé sus números.

Les dejo la infografía, dentro de un año estaría bueno revisar quién estuvo más cerca de la realidad.

 

 

Una tecnología que puede revivir a los medios en papel

Aunque parezca un contrasentido, hay una tecnología que vuelve a darle vida al papel, o mejor dicho, le renueva la vida. Es un invento que ya tiene un tiempo, y parece no haberse desarrollado, pero nadie puede asegurar que esté dicha la última palabra. El desarrollo corresponde a Fujitsu, empresa que también está trabajando con el papel digital o tinta digital. Como podrá ver en el video, la idea es que un simple papel, colocado sobre la superficie del equipo que creó Fujitsu, pasa a ser interactivo. Ustedes dirán qué me suma algo así si ya tengo tabletas y pantallas táctiles por doquier. Que los medios puedan seguir comercializando la “puerta de acceso” a la información que generan desde un impreso, para luego ofrecer contenidos en tiempo real, multimedia o transmedia. Es decir, a partir de un medio de una sola hoja, por ejemplo, se puede acceder a un contenido tan o más completo que en la Web. Me encantaría ver proyectos en medios utilizando esta tecnología. ¿Qué opinan?

¿Es la hora del papel digital para los nuevos medios?

Desde hace años sostengo que a los medios de comunicación todavía no les llegó su Amazon, su Netflix, su Twitter, su Facebook. Es decir, no ha surgido una plataforma o dispositivo que renovara la manera de acceder a la información de los medios. Tal vez nunca ocurra, y yo esté equivocado, pero todavía nadie me quita esa idea de la cabeza.

Del papel digital se viene hablando hace años. Mucho antes de la popularización de las notebooks y de la aparición de las netbooks y tabletas, el papel digital estaba en etapa de prototipos, betas y demás pruebas. ¿En qué consiste el papel digital? Que sea como las tablets, pero de un material que permita flexibilidad, menor peso, mayo ductilidad en el manejo. La pregunta hoy es si el papel digital tiene sentido, luego de la exitosa expansión de las tabletas a partir del popular iPad.papel digitalEn estos últimos días volvió a hablarse del papel digital en el mundo de los medios, a partir de la presentación que hizo Valtteri Halla, responsable de tecnología de Leia Media, quien en el International Symposium on Online Journalism mostró el desarrollo que hizo su empresa. Si bien puede tener aspectos interesantes, la característica de “actualizarse una vez por día cuando los medios suben sus noticias” parece atrasar diez años. ¿Acaso la idea de un único cierre por día no ha sido desechada por la mayoría de los medios de comunicación del mundo?

ISOJ 2014: Valtteri Halla, CTO at Leia Media from Knight Center on Vimeo.

 

Taller en el Congreso Fopea: emprender negocios en medios

Italo Daffra en el Congreso Fopea 2013. Negocios en medios

Por segundo año consecutivo el tema de emprender en periodismo y cómo hacer negocios en medios convocó a muchos colegas y estudiantes de periodismo dentro del Congreso de Fopea, el Foro de Periodismo Argentino que integro como asociado. La respuesta del público superó nuestras propias expectativas, y este año profundicé sobre algunos aspectos que el año pasado ofrecimos de manera general con la colega Marta Villar. Creo que en gran parte hay una necesidad no satisfecha de hablar de negocios en medios, desde una mirada periodística.

Aquí les dejo mi presentación, claro que no está desarrollada pero al menos tienen algunos puntos para considerar. Si tienen dudas, leeré los comentarios que me dejen. ¡Gracias!

Se hace difícil reducir aquí dos horas de taller, pero en líneas generales podrán encontrar en la presentación los temas que para mi son los principales a la hora de crear o redefinir un producto periodístico digital. Hice foco en que se trabaje mucho el tema del negocio, sin separarlo del producto, es decir, el contenido del medio debe estar alineado con el negocio, para lograr crear una comunidad a partir de la audiencia que tenemos.
También les dejo las repercusiones que tuvo el taller en Twitter, con comentarios e imágenes de los participantes. Muchas gracias a todos por escucharme, proponer debates de ideas y ser tan generosos con sus comentarios.

Cinco razones por las cuales Jeff Bezos puede salvar a los medios

Jeff Bezos,
Jeff Bezos, fundador de Amazon y nuevo dueño del Washington Post.

El 5 de agosto se anunció que el fundador de Amazon, Jeff Bezos, había comprado el legendario The Washington Post, emblema de periodismo independiente -dos periodistas de su staff descubrieron el Watergate que terminó con la presidencia de Richard Nixon- pero en crisis de ingresos, como casi todos los medios tradicionales.

Leí una entrevista que le hicieron a Bezos, que casi no habla sobre sus planes para el diario, pero deja una idea dando vueltas con la que coincido plenamente: que el problema de los medios tiene solución si se intentan acciones que hasta ahora no se probaron.

Como todo intento emprendedor, la movida de Bezos puede salir bien, mal o más o menos. Pero tengo fe en su intento por buscar algo distinto. Mi estusiasmo se sustenta en la respuesta que le dio el dueño de Amazon a sus amigos que le dieron su mirada pesimista sobre el negocio de los medios.

“Yo no creo que sea así. Sólo se necesita mucho tiempo, paciencia y experimentación”, dijo Bezos.

Me parece que Bezos tiene al menos cinco condiciones a su favor para desenredar el problema de los medios.

  1. Su mente basada en la “nueva economía”. Si bien el término ya me parece retrógrado, es cierto que ante los intentos de replantear los medios de sus dueños centenarios, la manera de pensar los productos de Bezos es una renovación ante quienes desde la industria del entretenimiento solo piensan en obligar a los consumidores a pagar por el producto (como la industria discográfica), o los que esperan que los banners salven al periodismo, o que los lectores paguen por algo que ya brindaron gratuitamente.
  2. Más de una década de experiencia en el trato con el cliente virtual. Conocer los hábitos y costumbres del usuario de internet ofrece una gran ventaja para quienes hacen la migración, porque si bien puede ser la misma persona, la experiencia para el usuario es completamente diferente. Y entender eso puede traducirse en un gran cambio.
  3. No cargar con una pesada herencia. Para muchos medios, el problema de reinventarse nace en su propia historia. Dejar de lado prácticas, códigos y hasta espacios periodísticos pensados para otro formato, el gráfico por ejemplo, son gran parte de las trabas que se encuentra al repensar un medio.
  4. Su experiencias con los ebook readers. Así como el negocio de la venta de música todavía no ha despegado, los libros electrónicos sí están teniendo más ventas. No es un negocio de crecimiento exponencial aún, pero en la medida que hay más dispositivos de lectura, más accesibles tanto en costos como en interfases, logrará consolidarse. Los productos periodísticos son primos de los libros, y si bien en otras plataformas se pueden leer gratis, no se puede descartar que haya una mejor recepción para pagar por la lectura en determinados dispositivos. El camino que ya realizó Bezos en ese sentido le brinda una gran oportunidad de experimentar con su nuevo diario, con la experiencia que le brinda años de desarrollos y ventas de contenidos para Kindle.
  5. Que tiene una certeza: que si no intenta innovar, los medios se desmoronan. Parece una verdad básica, pero para muchos negocios tradicionales, tomar una decisión de cambiar pesa mucho, sobre todo cuando se siguen generando ingresos razonables, como para mantener la infraestructura. Y aún cuando ese negocio demuestra las grandes complicaciones de salud que tiene, conozco a muchos empresarios de medios que no terminan de decidir qué hacer. Puede ser falta de ideas, de conocimiento, pero yo creo que por sobre todas las cosas hay un pensamiento mágico: el de estar viviendo una pesadilla y que todo volverá a ser lindo, colorido y (casi) millonario como antes. Y eso, estimados, es una ilusión. La realidad hoy pasa más cerca de lo que dice Bezos: Tiempo, paciencia y experimentación.

 

 

¿Qué hacemos con los banners?

imageservlet-arroba
Fuente:ProyectoCartele.com

Los banners están fracasando como una forma de comunicación para las organizaciones. Hay varios motivos para explicar su derrota, pero yo quiero hacer hincapié en uno que todavía puede darle sobrevida o bien puede ser embrión de nuevos formatos con más suerte: la paupérrima creatividad de quienes los piensan y materializan.

En líneas generales, si dejamos en manos de los empresarios y ejecutivos la elección y redacción de temas a comunicar en gacetillas a los medios, harán una selección aburrida y terminarán en la papelera de los mails de los periodistas. Ese mismo es el motivo que lleva al fracaso a los banners: que la mayoría de las empresas creen que lo que tienen para contar en sus banners es interesante, y no tienen la humildad -ni la apertura mental- para darse cuenta que los temas que a ellos les parecen importantes suelen ser aburridos para la audiencia. Esto es una obvia generalización, hay honrosas excepciones 🙂

Podemos ver algunos banners que instan a quienes lo ven a “entrar al sitio”, de quien se promociona, sin que se explique para qué. Hay miles de ejemplos más, casi uno por banner. Esa mirada equivocada es la que ha consagrado a los banners como esa imagen que invade o le quita lugar al contenido que el lector quiere acceder. ¿Cómo cambiar eso? Si los banners se propusieran agregar información a los visitantes de los sitios web, tal vez lograran llamar la atención. Si lograran agregarle valor a los navegantes, la historia seguramente sería otra.

Ahora bien: ¿cómo agregarle valor a un usuario desde un banner de 468 por 60 píxels? Tal vez pensando como en las redes sociales: en ofrecer contenido para una comunidad, y no intentando vender primero un producto a quien, aún cuando le interese lo que ofrece el anunciante, siente que no tiene la suficiente información como para entrar a un sitio que agresivamente quiere venderle.

Una forma en que los medios pueden ayudar a que eso cambie es ayudar, orientar, guiar a los anunciantes con sus comunicaciones. Algo similar a lo que hizo Wired en los noventa: participar de la comunicación de las empresas para pensar y materializar los avisos de su revista. ¿Algún medio o blog podrá intentar eso? Como lector, ¿te interesaría más un banner que en lugar de decir “Entra al sitio de purificadores de agua”, dijera “Cinco aspectos a considerar para purificar el agua corriente”?

 

Cinco modelos de negocios actuales y cinco para el futuro de los medios

Negocios de mediosEl sector de los medios de comunicación comparte la crisis que implica la redefinición de su modelo de negocios como ocurre con otras industrias del entretenimiento, a partir del cambio que se está experimentando desde hace algunos años en la distribución y la forma de acceder a los contenidos periodísticos. Este proceso comenzó hace años ya, de la mano de la necesidad de muchos medios de nicho de hacer crecer su negocio, ya que dependían de los sponsoreos, algo que mermó considerablemente de parte de las empresas. En función de lo que veo en el mercado, elaboré estas cinco oportunidades de negocios actuales y cinco que deben crecer para serlo, pero que recomiendo seguir de cerca. La clave es pensar en tener más de una fuente de ingresos, no depender solamente de la publicidad.

Cinco negocios actuales:

  1. Publicidad tradicional y marginal. Es el modelo de negocios tradicional, pero no por eso menos vigente. Simplemente la atomización que hay en Internet en materia de fuentes de información, y lo finito de la inversión publicitaria, lo hacen un modelo para algunos. Principalmente es para quienes tienen mucho tráfico. Y aquí las opciones son la cadena también tradicional de las agencias de publicidad, y la más actual de las Ad Network. En las primeras, todavía piden millones de visitas mensuales y añoran la época en que hablaban con uno y cerraban ingresos para cubrir todos los costos (algunos todavía lo hacen). Pero como ese tiempo se les termina, comienzan a atomizar los canales y sumar blogs. Las AdNetwork ofrecen un ingreso mejor y un sistema pensado para los medios digitales.
  2. Seminarios, Jornadas, Congresos temáticos. Cada vez más replicado, el modelo de realizar eventos es una gran fuente de ingreso de muchos medios. Cierra como parte de algo que es imprescindible comprender: que los medios crean audiencias -generales o específicas- y que ese público importa a las empresas y también a las organizaciones sin fines de lucro. Allí, entonces, hay un negocio potencial que cada medio deberá saber explotar según su foco. Para los medios de nicho, las conferencias sobre un tema determinado son ideales. Luego de publicar notas sobre el tema, se ofrece una jornada con un especialista para profundizar sobre el tema. Ese negocio puede tener audiencia paga si el tema es lo suficientemente atractivo y el target acostumbra pagar por obtener esa información, o gratuitas para el público. En ambos casos, los sponsors son la fuente principal de ingresos. Pueden ser solo apariciones de marca o también participar con stands, si además de conferencia se hace un showroom, no necesariamente un gran exposición.
  3. Comunidad de lectores. Con la idea del punto anterior de que los medios conectan audiencia con vendedores, las comunidades de lectores son formas de fidelizar a la audiencia por un lado y de tener a los seguidores agrupados para ofrecerles acciones de marketing de las empresas, que si suman valor, serán bienvenidas y no vistas como spam. Si los lectores/usuarios tienen un perfil o temas afines, nuclearlos puede permitir comercializar la llegada a esa target entre agencias de marketing, publicidad o directo con las empresas interesadas. Para los lectores puede ser una gran oportunidad para acceder sin costo a degustaciones de vinos, test drivers y otros beneficios. A ellos no se les cobra, el que paga es la empresa que promociona sus productos.
  4. Desarrollar micrositios sponsoreados. Muchas empresas y organizaciones en general necesitan transmitir mensajes, no siempre a través de la mirada de los periodistas. Para encontrar aquí una oportunidad de negocios sin comprometer la credibiliad ni el prestigio será necesario separar los contenidos producidos por las empresas de los que crean los periodistas, pero si contamos con un sitio de un tráfico importante -tanto masivo como para los nichos de audiencias-, ofrecer un micrositio a medida de esa empresa, y que transparente con los lectores que es contenido pago, puede ser una gran opción para quienes pueden invertir en ello.
  5. Crear contenido para terceros. Otro producto que se puede comercializar a partir del respeto por la redacción y las tareas periodísticas en general, es redactar contenido para organizaciones que no cuentan con profesionales calificados en su estructura. Es muy común que las agencias de relaciones públicas tomen este tema, pero no siempre ocurre así. Es otra oportunidad para los medios de comunicación que ya cuenta con una redacción, y logran así amortizar los costos de su plantel periodístico.

Cinco negocios para el futuro:

  1. Cobrar a los lectores. El eterno tema de cobrar o no por los contenidos. No se puede asegurar que será factible que todos los medios reciban ingresos por pagos de lectores, como tampoco se puede descartar. La clave aquí siempre es ofrecer algo diferente a lo que se lee en todos lados, sin pagar. Ya sea con información clasificada o análisis del bueno. Si bien en la actualidad algunos medios cuentan con suscripciones pagas, lo que hay que estar atento para el futuro es si el mercado cambia de manera integral, y los pagos o micropagos por notas comienzan a ser más habituales. Mientras ello no ocurra, para lograr recaudar por contenidos requerirá de una oferta de valor muy importante en la percepción de los usuarios.
  2. Alianzas con proveedores de Internet (ISP). Este tema tiene un gran potencial, y no depende solo de los medios: es un debate no saldado si los proveedores de Internet o Google se benefician con los contenidos libres, o si es al revés. Veo algunos ejemplos que nos permiten pensar que puede ser una fuente de ingresos más. El ejemplo que veo más cercano es ESPN Play. Para muchos torneos -los de tenis son fija- no alcanza tener ni una ni dos ni tres señales para mostrar todos los partidos que se disputan en simultáneo. ESPN entonces creó este sitio que permite a quienes son clientes de los ISP asociados a ESPN Play contar con este servicio. Como agrega valor, es algo codiciado, y que todos los proveedores quieren tener en su oferta.
  3. Contenido diferenciado para móviles. Tanto para tabletas como para celulares, este mercado creciente tiene cada vez más lectore,s pero comparte los mismos problemas que cobrar por los contenidos. Esta situación puede cambiar, todo depende de la propuesta en conjunto que realice el sector del entretenimiento. Creo que de las cinco nuevas fuentes de ingresos es la que crecerá con mayor rapidez.
  4. Smart TV. En los LCD o LED con Internet creo que aquí hay un embrión de una gran solución del futuro. Los televistores con internet permiten acercar la información de internet a un público que todavía no ha ingresado ni con la computadora ni con tabletas o celulares. Será un producto de transición generacional, pero hay una oportunidad de generar nuevos ingresos con contenido que ya se encuentra creado o que se cree especialmente para los Smart TV. Sony y Philips son dos empresas que aceptan contenidos y buscand compartir el negocio con los generadores, algo que las demás marcas por el momento no comprenden, ya que les cobran a quienes quieran incluirse en la grilla de sus Smart TV.
  5. Desarrollar aplicaciones para terceros. Si los medios ya tienen experiencia y equipo para hacer desarrollo de aplicaciones, pueden ofrecer este servicio a sus clientes, incluyan o no contenidos periodísticos. Para muchas empresas que no se dedican a los desarrollos de software, hacer aplicaciones para celulares o tabletas es un gran dolor de cabeza. Los medios que conozcan ese terreno, podrán sacarle crédito a ofrecer soluciones de este tipo para otras organizaciones.

 

The Newsroom, cuando el debate entre la calidad y lo masivo se hizo serie

Los dilemas que se viven en una redacción son el eje central de la nueva serie The Newsroom (La Redacción) que en que en junio pasado puso al aire HBO en Estados Unidos, y que a América Latina está anunciada para el 5 de agosto en la página oficial de HBO. Por supuesto que ya pudimos ver los primeros capítulos gracias a la gran cantidad de gente que los comparte en Internet. El guión de la serie es de Aaron Sorkin, creador de la serie The West Wing y también guionista de la película La Red Social.

Para ser precisos, lo que se ve al menos en los tres primeros capítulos, es la contraposición entre el periodismo de calidad y la búsqueda de ganar la pelea del rating, como opciones enfrentadas.

Detrás de ese asunto que de por sí es muy trascendente, subyace la problemática del negocio de los medios. Charlie Skinner (interpretado por Sam Waterston) es el director de una cadena de noticias, que busca renovar la oferta para ganar la disputa del rating, y para hacerlo apuesta a la fórmula más tradicional: hacer periodismo. O mejor dicho: volver a hacer periodismo.

Se puede decir que el planteo sobre el buen periodismo que hace la serie es muy tradicional, para otros que está demodé, pero la realidad es que en estos primeros capítulos ha generado muchas reacciones en sus seguidores, que enseguida encuentran en la vida real una referencia a The Newsroom, tal como se puede ver en Twitter, donde hay más elogios que en la prensa tradicional. En los medios, hubo fuertes críticas a la serie, pero no hay que perder de vista que quienes hacen la crítica son parte del conflicto de intereses que plantea la serie. Y también hay que recordar que cuando en los años setenta surgió un grupo llamado Led Zeppelin, la  crítica lo destrozó también. 🙂

Via: Conectados